Génesis 19:15-16 "Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad. Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad."

¡Qué imagen tan maravillosa en medio de la tremenda calamidad! La maldad de Sodoma y Gomorra había llegado a su colmo y el Señor estaba determinado a derramar su juicio contra toda la depravación y la maldad de aquel lugar. Unos versículos antes podemos leer a Abraham intercediendo por la ciudad en favor de los justos que pudiesen estar allí y Dios accedió a no destruir la zona si encontrara al menos 10 justos, pero no se hallaron. ¿hasta dónde llega nuestra complacencia con el pecado que llegamos a tolerarlo como algo normal? ¡Que en la población entera de estas ciudades no hubiera si quiera 10 hombres que buscaran a Dios!

Sin embargo, lo que leímos al principio me motiva en gran manera. Los ángeles enviados a destruir las ciudades le advierten a Lot para que tome a sus yernos, su mujer y sus hijas y se salven. Pero en medio de toda la conmoción Lot se queda paralizado ¡no se va! La ira de Dios está a punto de derramarse sobre todos, los yernos lo tiran a loco y se burlan y Lot en lugar de huir por su vida con su esposa y sus hijas se queda inmóvil.

Pero me encanta la misericordia de Dios porque dice que los ángeles lo tomaron de la mano, y de la mano de su mujer y de sus dos hijas ¡y los sacaron fuera de la ciudad! A veces somos tan cabezones pero nuestro Señor es tan maravilloso que a pesar de nosotros mismos nos rescata y nos pone sobre tierra firme para salvarnos.

La explicación que nos da el pasaje es muy clara; fue gracias a la misericordia de Dios para con Lot que Dios les rescató. Y es gracias a la misericordia de Dios que tu y yo hoy podemos venir a Cristo Jesús y rendirnos delante de Él porque Él nos ha tomado antes de su mano y, como dijo en el evangelio de Juan, nadie nos podrá arrebatar de Su mano. ¡Gracias a Dios por su infinito amor!

Dios te bendiga


| Jorge A. Salazar

Envía tus comentarios a info@palabrasdevida.mx

 

Blogs Anteriores

"La iglesia de equivocó"

Cuando el sufrimiento es bueno

Dios da gracia a los humildes

Mateo 14 "¿Estás Consciente?"

Mateo 13 "¿En verdad es Cristo tu tesoro?"

Mateo 12 "¿Pero tú, por qué juzgas?"

Mateo 11: "Suelta el estrés, Dios tiene el control"

Mateo 10: ¿Enemistad con el Mundo?

Mateo 9: "Un Encuentro Inesperado"

Viviendo la Fe :: Mateo 8

Viviendo la Fe :: Mateo 7

Viviendo la Fe :: Mateo 6

Viviendo la Fe :: Mateo 5

Las "Personas Tóxicas"

Viviendo la Fe :: Mateo 4

:: Viviendo la Fe :: Mateo 3

Devocional para Mujeres: Mateo 2

Devocional para Mujeres: Mateo 1

La Blanda Respuesta...

No intentes ser quien no eres

Cuando el pecado incomoda

¡Feliz día de las Madres!

Cómo saber cuando algo anda mal

La Tarea del Predicador

Busca las cosas de arriba

Despierta de la Conformidad

Lealtad Perdida

Dios es nuestra herencia

Cuando maravillamos a Dios

¿El propósito de Dios o mi propósito?

En Busca de la Felicidad

Obediencia Extrema

Monumento al orgullo

La Mujer...

El pecado en el creyente

Los Siete que Murieron

Tu Carta de Presentación

En Busca de la Felicidad

Conocidos por Dios

Orando por los demás

Cuándo darte por vencido

Dios es nuestra herencia

Herramientas para compartir tu fe

¡Mírenme, soy lo máximo!

Botellas de sal en el océano

Creados a Imagen de Dios

¡Dios y yo no pensamos lo mismo!

¿Por qué un Dios bueno permite la maldad en el mundo?

El Descanso Escogido por Dios

¿Debemos llamarlo Jesús o Yeshúa?

Dando rienda suelta al orgullo

Lo verdaderamente importante

¿Podemos Confiar en la Biblia?

¡Qué gran privilegio!

¿Qué es el diezmo y por qué debo darlo?

Tesoros en el Cielo

Lo urgente contra lo importante

Ah, el amor, el amor...

Cuando el ánimo se gasta

Desconfiando de Dios

Sin Neutralidad

Perdonar cuesta

No te quedes inmóvil

No temáis, manada pequeña...

Los Efectos del Postmodernismo

Escondido en Dios

Orando con Intención

Cambiando el Enfoque

Salvo... ¿para qué?

¿Casar homosexuales o cazar homosexuales?

Ocupémonos del propósito de Dios

Lealtad Perdida

Una sencilla receta

Oremos por el Amazonas

¿Por qué quiere Dios que oremos?

Te invito a leer la Biblia

Sí, ven, Señor...

¿Conoces a Dios?

Dios es nuestra herencia

Cuando maravillamos a Dios

Bienaventurados los Mansos

¿El propósito de Dios o mi propósito?

¿Cuál mandato sigues?

Una devoción que se nota

Segundas oportunidades

Un peligroso enemigo

¿Yo, volviéndome atrás?

¿Quién se está perdiendo?

Las Manías del que Cree que Cree

En Busca de la Divinidad de Jesús

El Nuevo Nacimiento

¿Quién es Jesús y por qué es tan importante?

Volvamos a las Escrituras